Recomendaciones para el tratamiento de la Dislexia

Descartar defectos de audición, visión; problemas emocionales primarios; problemas de salud graves que dificulten el aprendizaje; lesiones cerebrales; un retraso grave del desarrollo, etc.

  • Obtener un diagnóstico de dislexia.

 

  • Trabajar con un especialista en reeducación del aprendizaje y reeducación lingüística.

 

  • Trabajar, si fuera el caso, todo el aspecto emocional.

 

  • Trabajar, si fuera el caso, problemas de estrés visual con un optometrista.

 

  • En la familia: dar a conocer al niño y/o adolescente lo que le pasa y normalizar el trastorno en casa.

 

  • En el centro educativo: Se debe poner en marcha una adaptación curricular NO significativa y trabajar la normalización para prevenir conflictos en el aula, concienciar, aceptar la diversidad y prevenir el bullyng.

Es muy importante la necesidad que todos los profesionales que trabajan con el niño/a con dislexia se pongan de acuerdo con la forma de trabajar y el quehacer diario, siendo esencial el papel del tutor en el centro educativo.

 

Para poder acceder al contenido en igualdad de condiciones que el resto de compañeros, algunas herramientas esenciales para que el alumnado con dislexia, son: el ordenador, la tablet, los programas informáticos específicos (lector, corrector,…), la calculadora, la grabadora

GRANDIS 2016 / Diseño WEB: Antonio de Haro